Hay una fuerza más poderosa que el karma…